UN DÍA EN LA PLAYITA DE LA SIERRA

Buenas ricoviajeros!

Después de tres años disfrutando y trabajando el verano Ibicenco volvía por mi tierra, con unas ganas tremendas de volver a disfrutar de nuestras playas y de nuestro paraíso andaluz, de sus maravillosas comidas, de mis amigos, de mi gente, de las salidas nocturnas, de todo y más! podría seguir escribiendo y escribiendo y no parar.

Ayer tocó excursión a la “playita de la sierra”, el complejo recreativo de Arroyomolinos, en Zahara de la sierra, que me trajo buenísimos recuerdos de mi infancia, ya que lo visité con 12 años durante unos campamentos de verano con el cole, y me vinieron a la mente recuerdos inolvidables, amigos con los que aún mantengo contacto, sitios dentro del complejo que no han cambiado desde entonces y muchísimos recuerdos más.

La “playita de la sierra” se encuentra a una horita de Jerez, justo en la carretera que entra al pueblo de Zahara de la sierra, pueblo que forma parte de la ruta de los pueblos blancos de Cádiz. El acceso está bien señalizado y al llegar tiene parking, que suele estar abarrotado en estos meses de verano.

El horario de apertura es todos los días de once de la mañana a ocho de la tarde, aunque el amigo google me decía que cerraba a las siete, pero no es así, al menos en Agosto.

Salí con Lucía a las doce de la mañana de Jerez, y llegamos a eso de la una y media de la tarde, con un calor asfixiante, a cuarenta grados que marcaba el termómetro del coche, con un levantazo de cojones, de estos días fuertes de levante que tiene Cádiz muchas veces.

Yo recomendaría salir antes la próxima vez, sobre todo para llegar en cuanto abre el complejo y pillar parking cerca, pero como nosotros estamos de vacaciones y somos muy flojetes salimos bastante tarde, aunque ya digo que para gustos colores, hay gente a las que no les gusta estar en un sitio más de ocho horas, y allí el día se pasa bien estando dos, tres, cuatro u ocho horas.

Decidimos ir a la playita de la sierra porque como bien digo, hacía un día gordísimo de levante, y como no se puede ir a la playa a ningún sitio con días así, qué mejor forma de divertirse que ir a remojarte a Arroyomolinos, con el agua congelada del río Guadalete.

Cuando llegamos –a la hora de los flojos – por supuesto que el primer parking ya estaba completo, pero como digo, allí hay sitio de sobra para muchísimos coches.

El recinto te deja meter comida, sillas, mesas, flotadores hinchables y todo lo que quieras, excepto perros, que aunque ahora está cada vez más de moda lo de las mascotas en las playas, aquí aún tienen el acceso denegado.

La entrada son 3,50 euros por persona en día laboral, y 4,50 los fines de semana, precio que nos pareció magnífico viendo lo que cuesta por ejemplo el aqualand Bahía de Cádiz sin tener grandes atracciones (25 euros), es decir, por ese precio pueden disfrutarlo muchísimas familias con peques, y además, los menores de cuatro años no pagan, algo totalmente lógico en una provincia con sueldos muy bajos y mucho paro.

En cuanto entramos, lo primero que nos llamó la atención fue la gran arboleda que tiene, y que da sombra a todo el parque, con lo cual no es necesario ni llevar la sombrilla, una ventaja, menos peso, mucho mejor!

 

Vimos que hay zonas con mesas de estas típicas de madera de los parques, pero ya a la hora que llegamos nosotros estaban todas ocupadas, así que cogimos un sitio debajo de un gran árbol y ahí nos plantamos con nuestras butaquitas y nuestra neverita.

Hay una zona con un bar y un restaurante con bufet, donde el menú cuesta diez euros e incluye la bebida, para los que no quieran o no tengan tiempo de ponerse a hacer bocadillos.

El tiempo de comer unos bocatas de tortilla que hicimos en casa, ya que a la hora de los flojos se llega con mucha hambre, e irnos para el lago al primer bañito. Amigos, el agua está congelada, me recordó a la costa del Algarve portugués cuando he estado navegando por allí, pero la verdad es que con el calor que hace estos días se agradecía muchísimo, aunque aun así para mi gusto, congelada, del agua que te corta la piel y te deja la circulación como la de un niño de cinco años, totalmente nueva.

La zona de baño es muy agradable, puedes sentarte en las orillas o directamente en unos bancos que hay en mitad del lago, pero ojo, el sol pega muy fuerte allí, pues no olvidéis que está en mitad de la sierra, y hay que usar protección siempre! Puedes dejar las chanclas en las orillas, nadie te las va a robar.

IMG-20180802-WA0026

 

El lago se llena con el mismo río, que baja de la montaña, entra al lago y sale por una catarata pequeña hasta el embalse de Zahara.

Hay zonas poco profundas y hay otra zona con 3,5 metros de profundidad, donde puedes saltar desde la orilla.

Hay socorristas todo el tiempo, así que los niños estarán continuamente vigilados en la zona de baño.

A las cinco de la tarde comienza la actividad de tirolina, con precios aparte, cuatro euros una tirada y seis euros dos. Se trata de una tirolina que pasa por encima de todo el lago, y que por lo que vimos hacía las delicias de los más pequeños…y de los no tan pequeños.

IMG_20180802_164947

 

Así discurrió nuestro día, entre bocatas, partiditas de cartas y bañitos en agua fría, todo el tiempo muy ameno. Había mucha gente, pero todo muy tranquilo, todo el mundo muy respetuoso. Nos han dicho que los fines de semana es mucho peor porque hay demasiada gente, así que decidimos ir ayer jueves y la verdad nos ha encantado la experiencia.

Al final del día paramos en la presa del embalse de Zahara y pudimos hacer unas fotos preciosas, por el momento de la tarde, con la luz favorable y el pueblo y el embalse como fondo. Una maravilla!. Sin duda, repetiremos!!

A las siete y media cierran la zona de baño, y a las ocho de la tarde te desalojan. El aspecto que se le queda al lago sin gente y en calma es precioso!, no dejes de hacerle una fotografía de recuerdo!

IMG-20180806-WA0012

 

  • Lo que más nos gustó: Yo diría que todo!. Es un sitio maravilloso para ir en pareja, con amigos o con la familia, con buen precio, asequible para todos los públicos.

 

  • Lo que menos nos gustó: No hay papeleras en la zona de sombra, avisan por megafonía antes de cerrar para que la gente recoja las cosas y las tire en los contenedores que hay a la salida, pero desgraciadamente hay mucha gente incívica que tiran papeles al suelo y bolsas, y se van tan tranquilos como si nada.

 

Al final del dia es el propio personal y los socorristas los que recorren la zona recogiendo lo que los guarros incívicos han dejado tirado.

El parque debería de tener papeleras en el interior, aunque por supuesto la gente tiene que concienciarse de que los papeles se tiran en las papeleras, y que si no hay, se guardan y se tiran en casa.

Hasta aquí nuestro día!!

Saludos a todos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.